Tribunal de segunda instancia comunicará hoy sentencia sobre Lula da Silva

Mídia Ninja

Hoy sabremos si el tribunal de segunda instancia valida la condena del juez Sergio Moro contra el expresidente de Brasil, Lula da Silva. En la víspera miles y miles de brasileños arroparon al líder del Partido de los Trabajadores, quien se impone como favorito en todos los sondeos de votos para las elecciones presidenciales de octubre próximo.

«Ellos saben que están mintiendo. Por eso mi tranquilidad. La tranquilidad de los inocentes. De aquellos que no cometieron ningún crimen. ¿Temen que vuelva? Ellos tienen miedo por las buenas cosas que hicimos», arengó frente a la multitud y acompañado de la presidenta destituida Dilma Rousseff y otros dirigentes políticos en Porto Alegre, Rio Grande do sul. La conocida como “Esquina Democrática” albergaba a decenas de miles de personas que ofrecieron su solidaridad al ex sindicalista.

“Yo no vine a hablar de mí, viene a hablar de Brasil, vine a hablar de la unidad latinoamericana. Vine a hablar de un país que probó que era posible construir una sociedad diferente, que podía crear empleos formales, que impulsó aumento de salarios y aumento de la productividad”, explicaba Lula al arco de aliados del PT, que incluye un movimiento enorme como es el Movimiento de los Sin Tierra.

Los manifestantes coreaban “Elecciones sin Lula son fraude”, a lo que Lula respondió explicando que “la izquierda se reunirá no alrededor de un candidato sino en torno a un proyecto” y tuvo palabras de reconocimiento hacia otros líderes latinoamericanos que se embarcaron en el mismo0 proyecto de una Latinoamérica unida y soberana: Néstor y Cristina Kirchner, Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y José Mujica.

Dilma denunció el “golpe parlamentario” que sufrió y criticó la complicidad del poder judicial, en quienes queda el destino de Lula da Silva de cara a las próximas elecciones.

“Ellos no tienen quién pueda disputar con Lula. No pueden ganar la elección con el proyecto de quitar derechos a nuestro pueblo”, agregó la expresidenta, para luego afirmar que los brasileños no tienen un plan B, sino que tienen un plan L, de Lula da Silva.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*