Tremendos ataques terroristas en Pakistán

terroristas en Pakistán
pixabay

En medio de la campaña electoral en la que está sumergida Pakistán, que el 25 de julio renueva la Asamblea Nacional y los Parlamentos provinciales, un atentado suicida en la ciudad de Quetta dejó 128 muertos y otras 200 personas resultaron heridas.

En el ataque fue asesinado el líder del partido Balochistan Awami (BAP), Siraj Raisani. La policía dijo que del acto proselitista participaban más de mil personas, cuando estalló la bomba.

“El atacante estaba sentado entre las personas (que asistían el acto) e hizo explotar las bombas que portaba al final del evento”, ha indicado  Sana Ullah, portavoz de la policía del distrito de Mastung, mientras autoridades sanitarias aseguraron que las personas siguen muriendo en los centros hospitalarios.

Horas después de concretarse el atentado, el grupo yihadista Estado Islámico lo reivindicó a través de un comunicado de la agencia Amaq, que divulga noticias afines a los terroristas. El suicida utilizó entre 8 y 10 kilos de explosivos.

Pero no fue el único atentado del día, durante la mañana en Bannu, en el norte del país, otras cinco personas perdieron la vida tras la explosión de otra bomba durante el discurso del exprimer ministro de la provincia Khyber-Pakhtunkhwa, Akram Durrani. El político salió ileso, pero se habla de 30 personas heridas.

El martes, 20 personas habían muerto en Peshawar, en un ataque talibán en otro acto político.

Cien millones de pakistaníes están llamados a votar en un clima de peligrosidad alarmante.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*