Rusia desmiente violación de espacio aéreo de Corea del Sur

Esta supuesta acción hasta 360 disparos de advertencia por parte de la Fuerza Aérea surcoreana             

El Ministerio de Defensa ruso confirmó que bombarderos estratégicos suyos y de China realizaron hoy la primera misión conjunta de patrullaje aéreo sobre mares de la región Asia-Pacífico sin violar el espacio de otras naciones.

El organismo emitió en comunicado donde explicó que el 23 de julio de 2019, la Fuerza Aeroespacial de Rusia y la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China se implicaron en la primera misión conjunta de patrulla aérea, una operación a cargo de cuatro bombarderos estratégicos: dos rusos Túpolev Tu-95MS y dos chinos Xian H-6 (Hong-6).

Asimismo, el gobierno ruso aclaró que las aeronaves operaron en estricta consonancia con las leyes internacionales. ‘Los datos de registradores demuestran que no se cometieron incursiones en el espacio aéreo de otros países’, precisó el documento.

Sin embargo, Corea del Sur acusa a Rusia de violar su territorio por supuestamente acercarse a la costa en dos ocasiones durante tres minutos, lo cual desencadenó hasta 360 disparos de advertencia por parte de la Fuerza Aérea surcoreana, según oficiales del Estado Mayor Conjunto de Seúl citados por la agencia Yonhap.

En ese sentido, el Ministerio de Defensa ruso acusó a dos F-16 surcoreanos de haber ejecutado una maniobra peligrosa cerca de los Tu-95MS rusos que sobrevolaban aguas neutrales.

De acuerdo con Corea del Sur, previo a esas incursiones dos aviones chinos entraron en lo que ellos denominan ‘zona de identificación de la defensa aérea’, una categoría que de acuerdo con Moscú no está prevista en las leyes internacionales y se estableció de forma arbitraria.

Por su parte, el Gobierno de Japón presentó una queja a Corea del Sur y a Rusia después de que los cazas surcoreanos realizaran cientos de disparos de advertencia ante las aeronaves que sobrevolaban los mares vecinos a la nación nipona, reporta la agencia de noticias Kyodo.

Fuente: Prensa Latina