“Represión en zonas de paz, detenciones irregulares y falta de acceso a justicia”, alertan colectivos de derechos humanos

Foto: Twitter - Diana Kruskaya

Según su último reporte, 60 personas se encuentran detenidas en la Unidad de Flagrancia en Quito

Punto Noticias. Seis organizaciones de derechos humanos denuncian “graves violaciones de derechos humanos que vienen sucediendo durante estas jornadas de paro nacional en Quito”. En especial, explican, tras la emisión del Decreto 884 que establece un estado de excepción hace una semana y “con la profundización de esta situación” con el Decreto 888, que impuso el toque de queda parcial.

 

Surkuna, Inredh, CDHU, Amazon Frontlines, Observatorio derechos y justicia, CDH, emitieron un comunicado en conjunto, en el cual, explican que las 72 personas detenidas ayer “de manera ilegal, ilegítima y arbitraria” tuvieron la audiencia de calificación de flagrancia en la Unidad Judicial de Carcelén y no en el cuartel policial del GIR, como se pretendió al inicio.

Sin embargo, en dicho lugar, una vez más se negaron a recibir la acción de hábeas corpus que intentaron presentar ayer. Además, denuncian que, como resultado, no se probó la flagrancia en la detención, todos fueron liberados sin cargos, pero “se dispuso el inicio de una investigación penal sin fundamento”.

Denuncian que todo el día han impedido acceder a la Unidad Judicial de Flagrancia ubicada en la Avenida Patria y 9 de Octubre, la cual está cercada por la Policía Nacional.

Según su último reporte, 60 personas se encuentran detenidas en la Unidad de Flagrancia después de las acciones de represión en el centro histórico, los alrededores de la Asamblea Nacional, el parque del Arbolito y las Universidades Católica y Salesiana.

A esto se suman reportes de posibles detenidos que no habrían sido trasladados a esa Unidad, alegando razones de “seguridad”. Esto en el contexto de, según el reporte de CONAIE y CONFENIAE, la detención de al menos 500 detenidos a nivel nacional.

Denuncian también que, por segundo día consecutivo, al caer la tarde y a pocas horas del inicio del toque de queda, la fuerza pública realizó un operativo “violento y desmedido” de dispersión de los manifestantes que se encontraban en el Parque del Arbolito y la Casa de la Cultura, en casi su totalidad población indígena de todo el país y cientos de personas de la ciudad que brindan apoyo de todo tipo en este lugar.

Recuerdan que el Parque del Arbolito y la Casa de la Cultura constituyen la primera “Zona Humanitaria de Paz” con puestos y brigadas médicas, cocinas y comedores comunitarios, espacios de cuidado de niños y niñas, centros de acopio, sitios de descanso y albergue nocturno para las personas.

“Este operativo incluyó el uso desmedido de gases lacrimógenos, motos y vehículos policiales, intimidaciones e intentos de arrollamientos, se extendió hacia la zona de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Universidad Politécnica Salesiana, la parte posterior de la Escuela Politécnica Nacional y de la Iglesia del Girón, todas estas “Zonas Humanitarias de Paz””.

Por ello, a la Ministra de Gobierno, María Paula Romo, y al Ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín Román, piden que cesen “los operativos desmedidos y el abuso de la fuerza pública” que están realizando. Rechazan los pedidos de disculpas que se realizan frente a la constatación de graves violaciones a derechos humanos y exigimos que se den cifras oficiales de personas heridas, fallecidas y privadas de libertad a nivel nacional y por provincias.

Fuente: INREDH