Presentan en la Corte Constitucional nuevo trámite para eliminar el CPCCS

Pablo Dávila

Proponen, además, que la Fiscalía General del Estado sea una entidad independiente

Punto Noticias. El coordinador del Comité por la institucionalización de Ecuador, Pablo Dávila, presentó este miércoles 24 de julio de 2019 en la Corte Constitucional la propuesta para eliminar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social mediante una consulta popular. Es el segundo trámite que se ingresa a la Corte con el mismo objetivo.

 

La propuesta, elaborada durante un mes, propone llevar a las urnas a los ecuatorianos para votar por dos preguntas.

Primera pregunta: “Con la finalidad de fortalecer la independencia y control de las funciones del Estado está usted de acuerdo con eliminar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, que se transfieran las facultades de designación a la Asamblea, organizándose a través de un sistema bicameral”.

Segunda pregunta: “Con la finalidad de fortalecer la fiscalización está usted de acuerdo que se reforme la Constitución para que la Fiscalía General del Estado sea un ente independiente frente a la Función Judicial”.

El también exconsejero Transitorio explicó que desde el Comité que preside, han reflexionado sobre el diseño institucional y los problemas que tiene el CPCCS como órgano. “Es imprescindible decir que todo lo que estamos viendo de los actuales funcionarios del CPCCS ratifica con claridad que es un órgano extremadamente peligroso para los efectos defensa de la democracia del país”, enfatizó.

La Corte Constitucional tendrá que calificar la constitucionalidad de las preguntas y, una vez aprobado, deberán pedir al Consejo Nacional Electoral (CNE) los formularios para recolectar las firmas necesarias.

Es el segundo pedido que la Corte Constitucional tramita con el mismo objetivo. Días atrás, el presidente del movimiento AHORA, Michael Aulestia, presentó una solicitud similar para eliminar el CPCCS. Sobre este pedido, se espera que hasta fin de mes la Corte emita su pronunciamiento.

Fuente: Twitter, El Comercio