Plantean destitución para asambleístas que cobraban diezmos a sus trabajadores: P. Santillán

Cobros
Foto: Radio Pichincha Universal (AC)

Punto Noticias.- Pablo Santillán, abogado de afectados por cobros ilegales en la Asamblea Nacional criticó la escueta resolución de la Institución ante las decenas de denuncias en contra de legisladores que estaban pidiendo un diezmo a sus colaboradores para garantizarles estabilidad laboral.

El jurista explicó que ante las denuncias existe una declaración de la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, que pide a los medios de comunicación no hacerse ecos de chismes de pasillo, pero luego de darse cuenta que existen pruebas como videos, documentos y fotos el Pleno resolvió:

  • Rechazar las «infundadas denuncias» que salen en los medios de comunicación porque afecta el buen nombre de los asambleístas.
  • Declarar que darán las facilidades a la Fiscalía y Contraloría para la investigación del caso.
  • Que los funcionarios que denuncien documentadamente se les protegerá el trabajo.
  • Que al asambleísta que se le compruebe este tipo de irregularidades se le cobrará una multa de 10% del salario y hasta la suspensión de un mes.

Para el jurista esto no es suficiente puesto que para cortar de raíz este tipo de actos de corrupción es necesario que se desvincule a los asambleístas que han incurrido en este tipo de actos que no vienen de este tiempo sino de hace décadas atrás.

“Es gente perjudicada en este periodo y también en el anterior que mostraron fotos, videos, copias de transferencia y la mayoría son versiones testimoniales”, añadió Santillán al indicar que los trabajadores aceptan el chantaje por una necesidad laboral.

El camino jurídico no es una declaratoria como lo hace la Asamblea sino también hacer una investigación desde el 2013 porque aquí se puede evidenciar acoso laboral y chantaje

Andrea Ultreras, afectada por este tipo de cobros, detalló que ella se encargaba de las relaciones públicas de una asambleísta provincial de Alianza PAIS y tras dos semanas de laborar le indicaron que tenía que pagar una cuota a favor de la organización política.

“Siempre estuve inconforme y nunca les pague y ese fue uno de los motivos para desvincularme del despacho”, denunció.

Además Ultreras enfatizó que fue obligada a ejercer otras funciones que no eran del área ni para lo que fue contratada en el Legislativo por lo que a criterio de la excolaboradora esto tenía que ver con un tipo de acoso para que renuncie.

ESCUCHE LA ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*