Periodistas birmanos perseguidos por denunciar genocidio contra rohingyás

Rohingyás
RonnyK/pixabay

El genocidio contra los musulmanes rohingyás que está llevando adelante el gobierno de Myanmar, conducido por la premiada con el Nóbel de la Paz, Aung San Suu Kiy, no debe ser contado.

Dos periodistas de Reuters serán juzgados por un tribunal birmano acusados de haber obtenido de manera ilegal secretos de Estado, que incluyeron en una investigación sobre la persecución y matanza de la minoría rohinyá en el país.

Wa Lone de 32 años y Kyaw Soe Oo de 28, son los periodistas birmanos contra los que se presentaron los cargos  y quienes aseguran su inocencia. Los cargos podrían costarles hasta 14 años de prisión.

La policía admitió haber diseñado un plan para engañar a los periodistas con la promesa de ofrecerlos documentos confidenciales, cosa que hicieron y por las que son incriminados los trabajadores de la agencia británica Reuters.

Más de 700 mil rohingyás han debido huir del país, hacia Bangladesh, donde sobreviven en condiciones pésimas, luego de que el ejército lanzara ataques contra un grupo insurgente, que le costó la vida a por lo menos 6.700 personas, según datos de Médicos Sin Fronteras.

Ante el pedido de Reuters, la Unión Europea le pidió a las autoridades de Myanmar que liberen y retiren los cargos contra los periodistas, según un comunicado firmado por la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*