Penitenciaria donde fugaron tres reos, tiene cámaras de seguridad dañadas y falta de guías

La Penitenciaria del Litoral
Foto: Internet

Punto Noticias.- Las autoridades dieron a conocer las identidades de los tres reos que fugaron la madrugada del lunes de la Penitenciaria del Litoral. Ellos habrían usado una escalera y una hamaca para huir por el río Daule, tras amedrentar con un arma a los guías penitenciarios.

Los reos fugados fueron identificados como:

Harbey Domínguez Llaven, de nacionalidad mexicana; quien cumplía una sentencia de 10 años por narcotráfico, fue capturado cuando navegaba con 162 kilos de cocaína a 178 millas al sur de San Cristóbal en Galápagos.

Luis Ernesto Alcívar Bautista, ecuatoriano con antecedentes de delincuencia organizada y asesinato

Galo Javier Suárez Román, ecuatoriano condenado por suplantación de identidad, robos y otros delitos.

Se tenía previsto que los dos ecuatorianos sean trasladados a una cárcel de mayor seguridad, denominado Centro de Privación de Libertad de la Zona 8. Esto como parte de los traslados que se estaban realizando desde hace dos semanas y que corresponden a medidas tomadas a partir de la declaratoria del estado de excepción en el sistema carcelario

Alta peligrosidad

El director de la Penitenciaria, Luis Alfredo Muñoz, que tanto Alcívar como Suárez estaban dentro del grupo que debe cumplir largas sentencias por ser considerados los más peligrosos.

Según diario El Universo, semanas atrás, Muñoz habría señalado la necesidad de fortalecer el sistema de vigilancia de la prisión con al menos 350 cámaras para controlar cada rincón de la penitenciaría, pues las cerca de 30 cámaras que existen no funcionan, en su mayoría.

Asimismo tras la fuga, solicitó 500 guías más para ese centro, “porque con más de 10.000 detenidos no podemos hacer un eficiente control con 140 guías”.

Los hechos

A la 01:15 del lunes se habría solicitado un supuesto auxilio médico desde el pabellón 8 de la Penitenciaria, con capacidad de 400 internos, pero alberga 900, ante lo cual un guía abrió la puerta y en ese momento fue amedrentado por los reos con un arma de fuego.

“Tres guías acudieron a auxiliarlos, pero no fue suficiente. Les digo sinceramente, ellos dicen que los sometieron, pero no puedo adelantar criterios hasta que no lo pasen por escrito”, dijo Muñoz.

Luego de ello, los internos escalando un muro de unos cuatro metros de altura que termina con alambres de púas, escaparon por el río Daule, usando una escalera que nadie sabe cómo llegó al lugar, y una hamaca al otro lado de la pared.

Los cuatro guías que llegaron al pabellón y un policía asignado a una garita cercana al sitio de la fuga (a 50 metros de distancia) fueron retenidos, así lo confirmó Carlos Mera, comandante subrogante de la zona 8 de Policía (Guayaquil, Durán y Samborondón).

“Las unidades de inteligencia están desplegadas para las recapturas”.

En cuanto a los guías, manifestó que no podía confirmar si fueron maniatados, pero “no tienen golpes ni contusión. Además no hay indicios de que se haya usado armas de fuego”.

También confirmó que las cámaras que enfocaban el sitio de la fuga no funcionan, que solo hay un video donde se observa la silueta de los fugados y que es de una cámara del Sistema ECU-911 instalada en la parte externa.

FUENTE: El Universo – El Telégrafo