Otros cuatro líderes sociales asesinados en Colombia

líderes sociales asesinados en Colombia

Continúan las noticias trágicas de Colombia. Dos defensores de derechos humanos han aparecido muertos en el municipio de Higuerillos, Cauca, el líder social Huber Hoyos fue asesinado por desconocidos y en Tumaco, Nariño, Holmes Alberto Niscué, líder indígena del resguardo “Gran Rosario”.

Hoyos recibió cinco disparos que le costaron la vida, en un ataque donde también resultó herida su esposa, quien se encuentra internada en un centro hospitalario de Popayán.

El dirigente indígena también murió luego de que le dispararan en la puerta de su casa en el corregimiento de La Guayacana. Niscué era considera un líder social defensor de la cultura y el territorio Awa.

Ambos crímenes están siendo investigados para dar con los autores de las muertes.

Pero durante el fin de semana también fueron asesinados Luis Alberto Rivas Gómez, líder de la comunidad afrocolombiana en Turbo, Antioquia y Marco Tulio Grajales Londoño, líder comunitario del barrio Salvador Allende en Armenia, Quindío.

Rivas fue atacado en el frente de su casa, mientras que Grajales murió de madrugada mientras atendía su puesto de venta de comida al recibir varios disparos.

Naciones Unidas celebró muchas de las medidas previstas en el Acuerdo de Paz que firmaran el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y las FARC-EP. Sin embargo la implementación ha sido exageradamente lenta, con lo que la “indignación y repudio de la sociedad contra esta ola de asesinatos” continúa creciendo.

El Tercer Informe al Consejo de Seguridad de las ONU sobre la Misión de Verificación en Colombia refuerza la idea del “pacto de rechazo a la violencia” suscrito por el presidente saliente y el entrante Iván Duque, pero enfatizó la necesidad de fortalecer el Programa integral de seguridad y protección para las comunidades, las organizaciones, los líderes sociales y los defensores de los derechos humanos, y las medidas adoptadas en el marco de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*