Organismo en defensa de los derechos humanos se reunió con la CONAIE

Miembros del Centro de Derechos Económicos y Sociales se reunieron con dirigentes indígenas.

Punto Noticias.- Tras el paro nacional, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE) recibió este sábado 19 de octubre de 2019 a representantes del Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES) que defienden los derechos de los trabajadores, pueblos y nacionalidades.

Esa organización indicó en su cuenta de Twitter que las principales denuncias están relacionadas con una «fuerte represión, preocupación por impunidad y judicialización de dirigentes sociales» tras las protestas de un nivel de violencia nunca antes visto en Ecuador.

Para este domingo 20 de octubre se espera que un equipo de tres miembros de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU inicie una visita a Ecuador y que permanezca en el país hasta el 8 de noviembre «para investigar las denuncias de violaciones de derechos humanos y abusos cometidos en el país en el contexto de las recientes protestas». Esto, por pedido del Gobierno ecuatoriano.

Durante su visita, el equipo buscará reunirse con funcionarios gubernamentales, líderes indígenas, representantes de la sociedad civil, periodistas y otras partes interesadas para recopilar información de primera mano sobre las circunstancias de la violencia que se extendió por todo el país a partir del 3 de octubre.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU apuntó que ha recibido denuncias de violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad del Estado, así como informes de delitos cometidos por terceros.

Tanto el Gobierno como los líderes indígenas han señalado a infiltrados como los causantes de los altos niveles de violencia, que incluyeron agresiones a ciudadanos, destrozos a propiedad pública y privada, como incendio de vehículos en plena vía, y saqueos.

«Pedimos a las autoridades que realicen investigaciones rápidas, efectivas, transparentes, independientes e imparciales sobre todas las violaciones y abusos de los derechos humanos cometidos en el contexto de las protestas», señala un comunicado de la Oficina de la ONU.

Las violentas protestas, reprimidas por la Policía con gran cantidad de gas lacrimógeno, concluyeron el pasado 13 de octubre cuando el jefe de Estado, Lenín Moreno, aceptó derogar el decreto sobre las gasolinas y abrió un espacio de diálogo directo con el movimiento indígena.

FUENTE: El Comercio / Redes Sociales