Noveno día de paro campesino en Colombia

Prensa Latina

Ayer se movilizaron más de cien mil originarios en toda Colombia, plegándose al paro nacional campesino que comenzó el lunes 23 de octubre. Los reclamos transversales tienen que ver con el cumplimiento de lo acordado entre el gobierno colombiano y las Farc.

El paro continuará hasta que el presidente Juan Manuel Santos reciba a los campesinos y a los indígenas y confirme que se va a trabajar en el abordaje acordado tanto para el reemplazo de los cultivos ilícitos, como la inversión en salud y educación en los territorios. Además de, por supuesto, ponerle fin al exterminio de líderes sociales.

Cinco zonas del país se mantienen en alerta y movilización, ya que en 2013 se llegó a una serie de acuerdos con el gobierno que hasta el día de hoy se mantienen incumplidos.

En el norte del Cauca la situación es muy tensa entre los originarios y las fuerzas de seguridad, incluso llegó a haber agresiones cometidas por las fuerzas especiales, conocidas como Esmad.

Ayda Gueitia, consejera mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), manifestó que se espera la llegada de unos 20.000 manifestantes a Monterilla, además de otras organizaciones como comunidades afrodescendientes y de campesinos que se sumarán a los originarios.

Desde el gobierno, el viceministro del interior, Luis Ernesto Gómez, manifestó la voluntad para dialogar, aunque pidió a las comunidades que respeten lo acordado previamente y mostró preocupación por el asesinato de líderes sociales, aunque sin nombrar a los paramilitares.

Los lugares que permanecen con masivas movilizaciones son además de Cauca, Catatumbo y el Valle del Cauca, además de parte de Buenaventura.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*