#NosFaltan3: conozca los nombres de los secuestrados

los nombres de los secuestrados
FOTO: El Comercio

Este domingo uno de abril, se conocieron públicamente los nombres de los secuestrados por decisión de sus propios familiares.  Se trata de Paúl Rivas Bravo (fotógrafo, 45 años); Javier Ortega Reyes (periodista, 32 años) y Efraín Segarra Abril (conductor, 60 años). Los tres trabajadores de El Comercio se encuentran secuestrados desde el lunes 26 de marzo, un hecho que ocurrió en la parroquia de Mataje (San Lorenzo, Esmeraldas). Los periodistas «realizaban una cobertura periodística sobre las condiciones de vida de los pobladores que habitan en esta zona, en la que en los últimos meses se han registrado varios atentados con explosivos», dijo Ricardo Rivas, hermano de Paul Rivas. 

«La familia de los tres trabajadores de la comunicación secuestrados hemos decidido dar a conocer sus nombres públicamente. Estamos convencidos de que saber quiénes son, permitirá que todo el país se nos una en el pedido de su pronta liberación. Hasta ahora, por recomendaciones oficiales, y para garantizar el buen avance de las investigaciones, se ha mantenido la identidad reservada. No obstante, cuando han transcurrido siete días desde la confirmación de su secuestro, consideramos que es prudente terminar con este sigilo y darle un nombre y un rostro a nuestros seres queridos».

Rivas, además, señaló que dar a conocer los nombres de los secuestrados es una forma de protección a los periodistas en cautiverio.

«Diversos protocolos internacionales establecen que, en estos casos, la visibilización de las víctimas es una medida importante para reducir su vulnerabilidad. Y eso es lo que hoy buscamos, que sus captores se sensibilicen. Sabiendo que tienen familias y amigos que los esperan todos los días y que no descansarán hasta que vuelvan a sus lugares, sanos y salvos».

Los familiares agradecieron las muestras de solidaridad. También manifestaron que realizan el seguimiento de todo lo que sucede. «Javier, Efraín y Paul, los esperamos en casa», dijeron.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*