Ministra de Salud asegura estar dispuesta a ser investigada por denuncias en su contra

ministra investigada por denuncias
Foto: Radio Pichincha Universal

Punto Noticias.- La ministra de Salud, Verónica Espinosa, compareció el miércoles 29 de mayo a las Comisiones de Salud y Fiscalización de la Asamblea Nacional, donde respondió a las denuncias emitidas en su contra por presuntos insumos médicos contaminados que se habrían expedido en algunos Hospitales Públicos y además por las supuestas falencias de las pruebas de tamizaje para detectar el VIH.

“Estamos abiertos a que se realicen investigaciones. Aprecio que nos ayuden a mejorar los procesos, si hay acciones a implementar, para eso estamos, pero la intencionalidad de desacreditar el trabajo de 85.000 trabajadores es algo que no podemos permitir”, dijo la ministra.

Espinosa señaló que las pruebas de VIH son de tamizaje y no representan un diagnóstico, pues tras detectarse un positivo se repite la prueba con otro procedimiento y por la vulnerabilidad del caso se repite el mismo procedimiento cada tres y seis meses.

“Estas pruebas no son de seguimiento o diagnósticas, son para personas que no saben si tienen o no el virus”.

Reconoció que las pruebas tienen un margen de error de menos del 1% y por ello el proceso de control es minucioso, que permiten detectar problemas y así emitir alertas sanitarias.

Asimismo, Espinosa replicó que la política de salud se basa en la estrategia mundial 90-90-90 de ONU/Sida, que plantea que al 2020 el 90 % de las personas con VIH conozcan su diagnóstico; el 90 % de ellas reciba tratamiento; y, el 90 % tenga carga viral indetectable, con lo cual se pararía el contagio y la propagación de esta enfermedad.

En ese aspecto señaló que Ecuador está cerca de eliminar la transmisión vertical del VIH de madre a hijo, gracias a la atención integral que brinda esta cartera de Estado.

Respecto a la denuncia de la asambleísta Mae Montaño, que interpuso un juicio político contra Espinosa, de supuestos contratos fraudulentos, la ministra indicó que carece de fundamento pues la adquisición de las pruebas rápidas de detección de VIH data de 2016, cuando ella no era titular de esa cartera de Estado.

“No existieron contratos sino un convenio con el Fondo de las Naciones Unidas para la adquisición de medicamentos para la salud sexual y reproductiva. No tenemos nada que ver con el proveedor”, afirmó.

Por otro lado y según diario El Telégrafo, la ministro sostuvo que los proveedores de paracetamol contaminado fueron sancionados y retirados del portal de compras públicas.

FUENTE: El Telégrafo / Asamblea Nacional