Masacre contra civiles en Sudán del Sur

David Shearer, el representante especial del Secretario General para Sudán del Sur, visita a los residentes de Akobo. Foto: UNMISS / Amanda Voisard

Una horrenda masacre contra personal humanitario en Sudán del Sur ha generado un profundo rechazo y dolor. Al menos 45 civiles han sido asesinados y otros 19 están heridos de diversa gravedad, luego de un ataque a una comunidad Dink, en la región de Jonglei.

El representante especial del Secretario General de la ONU; David Shearer, manifestó
“Condeno rotundamente estos asesinatos y el secuestro de unos 60 mujeres y niños durante los ataques”.

“Los que han cometido estos actos violentos minan los intentos de lograr la paz y la reconciliación que la Misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS) lleva a cabo en Jonglei”, agregó Shearer. “Durante los intercambios que la UNMISS ha tenido con las dos comunidades hemos visto que la mayoría de la gente quiere que estos ataques vengativos acaben”, dijo en referencia a la rivalidad que mantienen las comunidades Murle y Dinka, enfrentadas desde hace años.

El personal humanitario asesinado trabajaba desinteresadamente por el bien de la gente de Jonglei, por lo que Shearer consideró estas muertes “totalmente despreciables” y aseguró “que no tienen ningún sentido”.

Desde diciembre de 2013 el joven país africano sufre una guerra civil, en la cual se encadenan estos lamentables ataques en un país azotado por la sequía y que cuenta con millones de refugiados.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*