Macaroff: «Hay una permanencia de los sectores bananeros en las alcaldías y prefecturas»

los sectores bananeros
FOTO: Radio Pichincha Universal / CF

Punto Noticias.- La antropóloga Anahí Macaroff investigó sobre la situación de los trabajadores en el sector bananero.

En esta ocasión, profundizó sobre la queja que se interpuso a al Estado ecuatoriano. Dicha queja es de conocimiento de la Unión Europea, y se refiere a la vulneración de los derechos laborales. «Esto es parte de una larga campaña para intentar que el Estado ecuatoriano escuche».

La idea no es afectar la imagen del país o a la producción bananera, prosiguió, sino que se trata de que los trabajadores tengan trabajos dignos. «Entonces, hubo muchos intentos. Ante los intentos y los continuos fracasos de lograr que se mejore la situación de los trabajadores bananeros se apelan a los canales posibles».

La queja en mención recoge las violaciones a los derechos laborales y ambientales, sistematizados en 8 ítems. Entre estos están: el régimen de explotación, restricción al derecho a la libre sindicalización y régimen de persecución sindical, afectaciones a la salud, etcétera.

También se han hecho propuestas, explicó Macaroff. Por ejemplo, en el campo de la política pública.

Se podría hacer un cotejamiento de datos. Entre los datos del IESS y los datos del Ministerio de Agricultura de la cantidad de hectáreas sembradas, con los datos que tiene la FAO. Dependiendo de la tecnificación de finca se sabe la cantidad de trabajadores que se necesita. Las que menos necesitan, se requieren 0.9 trabajadores por hectáreas. Con eso se podría tener un estimado de la cantidad de trabajadores que se requiere y la cantidad de trabajadores que efectivamente están registrados en el IESS.

Finalmente, la investigadora dio algunos alcances sobre el poder y las bananeras. Macaroff dijo que se trata de un poder histórico a nivel nacional. Por ejemplo, durante el período neoliberal hubo nueve altos funcionarios que vienen del sector bananero.

Siete ministros de agricultura, el presidente del Congreso y el ministro de la producción. Hoy, el ministro de agricultura es un bananero. El anterior ministro de trabajo es el hijo del principal representante del gremio de exportadores. En el caso del ministro de comercio exterior y productividad, aunque no esté directamente, su familia sí. Además, hay un peso muy fuerte de los bananeros en la firma de este acuerdo comercial con la Unión Europea.

Macaroff subrayó que esto no se trata de coimas sino de conflicto de intereses. «Priman sus intereses personales, y son esos intereses personales los que llevan al desarrollo de su política pública».

La situación de las provincias no es distinta. «Hay una permanencia de los sectores bananeros en las alcaldías, prefecturas, gobernaciones». Además, cambian de camiseta política, «según quién vaya a ganar».

Los sectores bananeros tienen mayor presencia en Los Ríos, El Oro y en menor medida en el Guayas «porque hay más élites disputando el poder».

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA