Leche materna vs leche de tarro

Leche materna
Foto: Internet

Punto Noticias.- Con estadísticas del INEC en 2010, el Gobierno de Ecuador mostró su preocupación por las cifras de anemia y brotes repetidos de enfermedades en niños y niñas menores de cinco años causadas por la pobreza. Según el ente el 46% de 1´684.774 de niñas y niños en ese periodo de edad, se encontraba en pobreza y el 19% en pobreza extrema, presentando problemas como la desnutrición crónica, deficiencia de hierro y la prevalencia de retardo en la talla, razón por la cual se adopta una política con énfasis en la lactancia materna.

En 2011 Ecuador, a través de los ministerios de Salud y de Inclusión Económica y Social, lanza una campaña en territorio y medios de comunicación para fomentar la lactancia, que ocho años después intenta ser cambiada por una campaña favorable a “la leche de tarro”, impulsada bajo presión por Estados Unidos.

 

La historia tiene importantes hitos. Ya en 2012 a través del Ministerio Coordinador de Desarrollo Social, ahora eliminado, Ecuador ejecutó la Estrategia Nacional Intersectorial para la Primera Infancia cuyo objetivo era potenciar el desarrollo integral de los niños y niñas menores de 5 años, en donde se incluía la educación, estimulación temprana, afecto y nutrición; en este último caso se hablaba de la importancia de la lactancia materna.

Este proyecto se basó en la Constitución de la República del Ecuador que en su artículo 13 que señala: “Las personas y colectividades tienen derecho al acceso seguro y permanente a alimentos sanos, suficientes y nutritivos […]”; y en su Art.- 14 estipula que: “Se reconoce el derecho de la población a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, que garantice la sostenibilidad y el buen vivir, sumak kawsay”. Además, en esta misma sección, en el Art.- 46 se enfatiza que “el Estado adoptará (…) 1. Atención a menores de 6 años, que garantice su nutrición, salud, educación y cuidado diario, en un marco de protección integral de sus derechos”.

Es así que el Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017 marca una hoja de ruta del Estado, donde se habla del desarrollo integral de la primera infancia, dado que “si no se generan capacidades desde que el niño nace se puede condenar a la sociedad al fracaso” (PNBV 2013 – 2017).

En dicho documento se establece que la lactancia materna exclusiva “debe protegerse, promoverse y apoyarse durante los 6 primeros meses de vida y en combinación con alimentación complementaria, debe proseguir, preferentemente hasta los 2 años de edad, de ser viable”.

De ahí que el Gobierno Nacional creó consejerías de lactancia, implementó bancos de leche humana en los servicios de neonatología de los hospitales públicos a través de la donación de este alimento para recién nacidos prematuros o bajos de peso y prohibió publicidad de leche de fórmula.

En este contexto el 9 de julio de 2018, el Ministerio de Salud Pública mediante un comunicado aseguró que Ecuador mantendrá inalterable la política de fomento y protección a la lactancia materna y garantizó que incrementará sus programas de promoción, esto a propósito de que el New York Times publicó el domingo 8 de julio, que el país se abstuvo de ser proponente para impulsar una campaña mundial para alentar está práctica nutricional en la Asamblea Mundial de la Salud de la ONU, por temor a represalias comerciales de Estados Unidos.

Según el medio de comunicación la delegación del país norteamericano, “que abrazó los intereses de los fabricantes de fórmulas para bebés (…) recurrieron a amenazas, en contra de  Ecuador anunciando posibles sanciones comerciales y el retiro de la ayuda militar crucial, por lo que el Gobierno ecuatoriano rápidamente (se habría abstenido)”.

Aspecto que fue criticado y rechazado por la ministra de Salud, Verónica Espinosa, a través de sus redes sociales, asegurando que se mantiene firme la convicción y compromiso con la lactancia y la salud.

 

Espinosa indicó que la comitiva que estuvo presente en la Asamblea Mundial de la Salud defendió la lactancia materna en toda política pública gracias a lo cual se logró una resolución que se aprobó el pasado mes de mayo.

De hecho el New York Times reseña que efectivamente el bloqueo de Estados Unidos no tuvo éxito puesto que fue Rusia quien, al ver que Ecuador no caminó con la propuesta, decidió introducir la resolución de amamantar por ser “una cuestión de principios”.

“No estamos tratando de ser un héroe aquí, pero sentimos que está mal cuando un gran país intenta empujar a algunos países muy pequeños, especialmente en un tema que es realmente importante para el resto del mundo”, dijo el delegado, que pidió no ser identificado porque no estaba autorizado para hablar con los medios según el periódico norteamericano.

Dicho delegado ruso le dijo a New York Times, que Estados Unidos trató de desgastar a los otros participantes de la Asamblea mediante maniobras de procedimiento en una serie de reuniones que duraron dos días, “un período inesperadamente largo”.

Al final los delegados renovaron de manera unánime su compromiso de invertir y ampliar las políticas y programas de nutrición para mejorar la alimentación de lactantes y niños pequeños.

En la página de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, se informa sobre las resoluciones en diversos temas de la Asamblea Mundial de la Salud llevada a cabo del 18 al 26 de mayo en Ginebra, entre ellos la nutrición.

“Los delegados renovaron de manera unánime su compromiso de invertir y ampliar las políticas y programas de nutrición para mejorar la alimentación de lactantes y niños pequeños.

Los Estados miembros debatieron los esfuerzos para alcanzar las metas mundiales de nutrición de la Asamblea Mundial de la Salud, y concluyeron que el progreso fue lento e irregular. Sin embargo, señalaron un pequeño avance en la reducción del retraso en el crecimiento, y el número de niños menores de 5 años 151 millones en 2017.

La OMS está liderando la acción mundial para mejorar la nutrición, incluida una iniciativa mundial para hacer que todos los hospitales sean amigables con los bebés, ampliar la prevención de la anemia en las adolescentes y prevenir el sobrepeso en los niños a través del asesoramiento sobre alimentación complementaria. Se lanzó un nuevo informe sobre la implementación del Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, destacando que 6 países más adoptaron o fortalecieron la legislación para regular la comercialización de los sucedáneos de la leche materna en 2017”.

En dicha Asamblea, la intervención de Espinosa, realizada el 21 de mayo, destacó precisamente lo que menciona en su comunicado, que la “salud no puede comprarse, ni venderse, ni someterse a las simples y perversas leyes de mercado”. Ahí también habló de los logros de Ecuador en cuanto a la implementación del semáforo nutricional en alimentos procesados.

 

El Times por su parte sostiene en su artículo, que la administración de Donald Trump está alineada a intereses corporativos en números asuntos de salud pública y medio ambientales, es así que no solo intentó bloquear la campaña para promover la lactancia materna sino que también presionó por un lenguaje que limite la capacidad de algunos países como Canadá y México de colocar etiquetas de advertencia sobre la comida chatarra y las bebidas azucaradas.

El empeño del país norteamericano de evitar una campaña en favor de la lactancia, podría deberse a que según un estudio de 2016 hecha por The Lancet, este alimento materno evitaría 800.000 muertes infantiles al año en todo el mundo y produciría $ 300 mil millones en ahorros en los países.

Cabe destacar que Nestlé con sede en Suiza tiene alimentos sustitutos a la leche materna; Abbott Laboratories, que reside en Chicago y cuya marca conocida en Ecuador es Pediasure, también es uno de los principales actores en el mercado de alimentos infantiles. Ambos no comentaron sobre lo sucedido en Ginebra, pero sin duda alguna su publicidad sobre alimentos sustitos a la carne, a los granos, a la misma leche materna, se mantiene, como algo importante en la nutrición de los pequeños para ayudar a su crecimiento.

 

 




	

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*