La detención de la prefecta Pabón no logró desarticular el trabajo del Gobierno provincial

Prefecto (s) del Gobierno de Pichincha, Alexandro Tonello. Imagen: Pichincha Universal

Así lo sostiene el prefecto subrogante, quien condenó la manera arbitraria con la que la autoridad de Pichincha fue privada de su libertad.

Punto Noticias. El prefecto (s) del Gobierno de Pichincha, Alexandro Tonello, comentó que la institución ha vivido momentos fuertes a raíz de la detención y privación de la libertad a la prefecta titular Paola Pabón.

Tonello considera que la aprehensión de Paola Pabón vulneró sus derechos humanos, a más que se produjo de una forma violenta e invasiva. A su criterio, hasta el momento no se han mostrado las pruebas que justifiquen su prisión y traslado a Latacunga.

Señaló que para él es un reto asumir la dirección del Gobierno de la provincia, cuya administración, aseguró, está caminando, gracias a que el trabajo en equipo ha superado los desequilibrios que supusieron que la prefecta ya no esté al frente.

Según contó, el allanamiento a las oficinas del Gobierno Provincial fue otro golpe duro al ánimo de los funcionarios y trabajadores de la entidad, porque también se vulneraron los derechos laborales.

“No sé qué esperaban encontrar; pero, finalmente han llevado todas las pruebas, llevaron a compañeros nuestros a hacer declaraciones. Definitivamente no hay lo que dicen estar buscando y espero que Fiscalía entregue los informes. La ciudadanía va a poder conocer y se va a desmentir el tal troll center, que no existe”, declaró el prefecto subrogante.

Con la premisa de que la mejor defensa para la prefecta Pabón es el trabajo, Tonello dice que se concentraron en revisar presupuestos, a preparar la proforma para 2020, a verificar el nivel de gastos del actual, que es un presupuesto prorrogado, heredado.