Este fin de semana se disputa el Gran Premio de China

(Universal Deportes).- Tras las dos primeras carreras del Mundial de Fórmula 1, este fin de semana se disputará el Gran Premio de China, donde Ferrari podrá ratificar su buen momento o Mercedes empezar a pelear por el título con victorias.

El Gran Premio de China, se disputa en Circuito Internacional de Shanghái, un autódromo situado en la provincia de Jiading, Shanghái, China, la provincia de Jiading está a unos 40 minutos en coche del centro de Shanghái. El circuito fue construido exclusivamente con la intención de ser sede del Gran Premio de China de Fórmula 1 a partir del año 2004.

Hermann Tilke fue el arquitecto que lo construyó como ha sido habitual en muchos de los circuitos modernos de F1 y como es habitual en sus diseños, el circuito cuenta con la habitual combinación de todo tipo de curvas y una recta muy larga. Su forma evoca la forma del carácter chino shang (上), que significa “por encima” o “ascendente” parte de la palabra Shanghái. Además, sus primeras curvas evocan con su forma el conocido símbolo del yin y yang.

La instalación es sin duda sobresaliente y de enorme magnitud, donde se mimaron todos los aspectos y comodidades con un coste superior a los 300 millones de dólares. Se levanta sobre un pantano por lo que los cimientos de poli estireno de la pista tienen una profundidad de 48 metros y se introducen en el paddock un lago y un exótico jardín. Las zonas de hospitalidad están construidas sobre pilotes sobre el agua, dado lo pantanoso de la zona en la que se construye la pista. El suelo debajo de la pista no es más sólido, así que tienden a aparecen protuberancias debajo de la superficie de un año a otro y se ha tenido que volver a pavimentar la pista. El circuito reposa sobre más de 40.000 pilares de cemento. La capacidad total es para 200.000 personas, la tribuna principal puede acoger a 29.000 espectadores.

La longitud del circuito es de 5,451 kilómetros. Se trata de una pista bastante revirada, con mayoría de curvas lentas, de las 16 curvas, ocho de ellas a derechas y ocho a izquierdas. La carrera será a 56 vueltas con una distancia de carrera 305,066 kilómetros, cuenta con la recta más larga en el calendario de la F1, con 1,2 kilómetros de longitud y donde los monoplazas suelen alcanzar 320 kilómetros por hora, al final, se encuentra el mejor punto de adelantamiento. La primera curva es muy larga, cerrada y exigente, lo que hace la salida de carrera muy interesante.

Como dato destacable, el Gran Premio de China en Shanghái, fue el último circuito en el que el siete veces campeón del mundo Michel Schumacher logró una victoria, fue el 1 de octubre de 2006 con Ferrari. (AIR)

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*