¿Está en riesgo la dolarización del Ecuador? El exministro de finanzas responde

Foto: Radio Pichincha Universal (SE)

Para el exministro de Finanzas y catedrático universitario, Carlos de la Torre, la dolarización podría estar en peligro si el Gobierno Nacional no toma medidas urgentes que permitan tener un balance entre lo que se importa y exporta. En una entrevista a Punto Noticias Primera Emisión también habló de la necesidad de reformar la ley que establece el techo de endeudamiento pues caso contrario las puertas de los mercados se van a cerrar.

Aquí la entrevista completa

 ¿Cuál es la lectura de las medidas económicas hechas por el Gobierno?

Esa es mi preocupación, las medidas fueron anunciadas hace casi un mes y muchas de las acciones que fueron propuestas son de carácter administrativo, eso quiere decir que no requieren de reformas legales para su implementación, pero hasta el día de hoy no hemos conocido la ejecución de ninguna de ellas, salvo el esquema de reestructuración de la Institucionalidad del Gobierno Central en la que se eliminan o fusionan algunos ministerios, pero eso hasta que se ejecute tendrá que pasar algún tiempo.

Otra de las medidas que me preocupan y que impulse fuertemente, casi desde que se instaló el nuevo gobierno que tenía que ver con los mecanismos para proteger a la dolarización. Y una de ellas era  el ajuste arancelario de 365 partidas que se requería que se aplique de manera inmediata, hasta este momento no se implementa y eso implica un drenaje de divisas por cuanto las importaciones han crecido al doble de las exportaciones en estos últimos meses.

¿Esto implica que puede poner en riesgo la liquidez del Estado ecuatoriano?

En el caso de esta medida tiene que ver básicamente con la liquidez externa de la economía, más allá del Estado, porque al fin y al cabo una economía dolarizada requiere de un flujo positivo de dólares del exterior hacía el interior a efectos de que la economía disponga de medios de pago para cumplir sus compromisos internacionales; pero hay otro elemento en dolarización, que es para atender la demanda del dinero físico de ecuatorianos que crece día a día y eso se canaliza desde las reservas internacionales del Banco Central que está en una trayectoria decreciente y esa es la tónica en los últimos meses y ahora la única posibilidad de incrementar las reservas y darle sostenibilidad a las divisas para pagos al exterior, es a través de un nuevo endeudamiento externo, que eso tiene que irse ya corrigiendo y peor aún en una situación en la que se debate el techo de la deuda.

Entonces hasta que no se resuelva eso y no se consigan las divisas que alimenten las reservas internacionales del Banco Central, estamos entrando en un espacio de alto riesgo de que no tengamos las divisas ni para la demanda del dinero físico interno, ni para los pagos internacionales.

Hay problemas en cuanto a la capacidad de endeudamiento. Los organismos bilaterales no necesariamente están totalmente abiertos a darnos crédito por este manejo ambiguo que ha tenido la economía ecuatoriana

Efectivamente, en las últimas semanas se han dado ciertas circunstancias, también hay elementos relativos a una gestión que han deteriorado la imagen del país a nivel internacional.

Recordemos que uno de los grandes esfuerzos que se hicieron cuando estuve a cargo del Ministerio de Finanzas, fue justamente el de establecer diálogos importantes y sinceros a nivel internacional, tanto con organismos multilaterales como con la banca de inversiones y otros inversionistas, entendiendo que la economía es interdependiente a nivel internacional. Y esto nos llevó a que el riesgo país baje notablemente de 700 puntos y a alrededor de 400 puntos.

Y eso implico que las necesidades de financiamiento que siempre se dan y que las fuimos cubriendo responsablemente puedan realizarse a tasas de interés más bajas y a plazos más largos.

Recordemos la colocación última que se hizo de bonos bajo mi responsabilidad en enero de 2018 de USD3000 millones a diez años plazo y a una tasa de 7.8% muy distintas a las tasas cercanas al 11% respecto a periodos anteriores. Pero se han dado ciertas circunstancias y ciertos manejos que nos están llevando otra vez a un riesgo país que ha superado los 600 puntos, significa que nuevos financiamientos vendrán a tasas más altos y plazos más cortos.

Y tenemos la posibilidad de colocar nuevamente bonos

En estos momentos yo veo que las condiciones no son propicias porque todo se basa en la confianza que tengan los inversionistas para colocar los recursos en el Ecuador. Y aunque no es una responsabilidad directa nuestra, el tema de la frontera con Colombia, son señales que no aportan positivamente en este sentido. Tenemos una gestión que ha tenido algunos inconvenientes de parte de las nuevas autoridades económicas que ha sido visibilizada a nivel internacional y eso tampoco abonado en el sentido de lo que nosotros quisiéramos como país y también la discusión alrededor del techo de la deuda que desgraciadamente se le ha dado un impulso mediático y político, que genera también señales en el sentido de que no aporta para que Ecuador pueda acceder a recursos, es decir esto se consolida en que se cierren las puertas de los mercados, no hay la ventana en la cual el Ecuador pueda ir y acceder a recursos en condiciones favorables.

¿Qué pasó con la ministra Elsa Viteri que no acudió a la cita con los organismos bilaterales como el Fondo Monetario, Bando Mundial?

La noticia que hemos conocido es que se suspendió la reunión con una entidad financiera, y aquí es importante que la ciudadanía entienda como operan estos espacios. Aquí en nuestro país muchas veces la acción se limita a los espacios que puedan mediatizarse y cuando sí hay una gestión hacía dentro que no necesariamente es pública, no se las mira ni se les conoce.

La mitad de la gestión de un Ministro de Finanzas tiene que orientarse al manejo internacional de la economía y en este espacio entran los conversatorios que se realiza con la presencia de la banca internacional a la que se le explica con detalle la situación de la economía del país. A estas entidades les importa cómo se va a manejar la economía y ahí viene el planteamiento claro de las medidas y acciones que la autoridad  económica pretende implementar y sobre esa base se hacen un panorama que les puede generar la confianza suficiente para colocar los recursos. Eso es lo que hicimos y en enero nosotros logramos colocar USD3000 millones frente a una oferta que llegaba a los USD9000 millones, es decir los inversionistas estuvieron dispuestos a prestarnos casi USD10.000 millones pero desde una perspectiva responsable y técnica lo que requeríamos dentro de nuestra planificación de financiamiento era de USD3000 millones.

El Fondo Monetario podría entrar en esta posibilidad de financiamiento para los nuevos créditos que va a requerir el Ecuador

Aquí hay que entender algunos elementos en relación a cómo el FMI puede entregar recursos vía crédito a los países. Primeramente estos recursos están condicionados a un programa económico definido bajo los lineamientos de este organismo multilateral que no necesariamente coinciden o coincidían con lo que era el proyecto político con el que yo llegue al Gobierno; son lineamientos que obedecen a una visión de economía ortodoxa.

Segundo, el monto de los recursos también depende de condicionantes, en  principio esos montos son reducidos para la necesidad del país sobre la base de las conversaciones que se tuvo con el FMI.

Pero aquí viene otro elemento ¿cuándo es que los países acceden a implementar estos programas de ajustes definidos por el FMI?, cuando no tienen la capacidad política y técnica de desarrollar sus propios programas, y esa es mi preocupación porque cuando yo estuve a cargo siempre estuvo bien claro y más bien quiero resaltar una visión diferente que tiene el FMI que es de una apertura mayor de la que pudo tener años antes. Ellos tuvieron una actitud muy respetuosa de lo que yo plantee (…) sobre la base de que el manejo de la economía era coherente aun cuando no coincidan con sus lineamientos.

Será necesario que se establezca un nuevo techo de la deuda o que se determine claramente que no más significa el endeudamiento

Todo Estado moderno requiere de deuda, no existe desarrollo si no hay endeudamiento. Este endeudamiento tiene que manejarse de manera técnica y responsable. Mientras la economía crezca más rápido de lo que crece el endeudamiento, las cosas funcionan adecuadamente cuando no es así, entramos en problemas.

En el caso de Ecuador el problema del endeudamiento aparece con la caída del precio del petróleo, porque es una economía que se mueve desde el impulso del sector público a través de inversión pública y gasto corriente y cuando no había el recurso del petróleo, ¿cuál era la alternativa para que el Ecuador no colapse?, no había otra, sino buscar recursos en el exterior a través del endeudamiento, entonces crece notablemente la deuda, en los últimos tres años, eso no se lo podía negar y justamente ahí es cuando se entra en conflicto con una disposición normativa anti técnica que es el establecimiento de un techo de endeudamiento, ¿por qué se puso el 40%?, por cuestiones políticas en un momento en que ese 40% se lo veía muy lejano, pero es totalmente anti técnico, de hecho hay economías que tienen niveles de endeudamiento que superan el 200% otras el 100%. Entonces no es el problema el monto de la deuda sino las condiciones en las que se contratan la deuda y su uso.

Ahora viene la discusión de si se pasó o no del techo, pero esa es una discusión jurídico – política. Pero ¿cuál es la necesidad que tiene el país?, es ir accediendo a financiamiento independientemente de que se haya pasado o no del techo, obviamente desde una perspectiva técnica, responsable y manejable. Se requiere de una forma legal y una definición muy clara y yo apelaría a la razonabilidad de quienes legislan, de que no se establezca un techo sino otros parámetros porque provoca que el Ecuador no pueda acceder en estas semanas a recursos de financiamiento con el grave riesgo de que eso pueda paralizar la gestión del sector público y pueda tener incidencias en el crecimiento de la economía.

En este manejo político se planteó de que cuando el expresidente Correa superó el 40% no podía haberlo hecho sino pedía una autorización a la Asamblea. Pero el presidente Moreno también lo hizo recién con usted a la cabeza

Había una normativa vigente, en el  Código Orgánico de Planificación en las Finanzas Públicas, donde  está establecido este techo. Pero como toda ley está establecida desde una perspectiva general entonces ahí se indica claramente que es la totalidad de una deuda pública, pero el concepto de la deuda pública es el que tiene que luego definirse en instrumentos normativos complementarios estas los reglamentos, las disposiciones y esa definición se realiza en el famoso decreto 1218 que realiza el Presidente Correa donde ya determina con mayor precisión qué es lo que se considera deuda pública, porque hay que entender que dentro de las obligaciones o pasivos del Estado existen diversos espacios y no todos son deuda pública porque no todo corresponde a una acción directa del Gobierno Central. ¿Qué pasa por ejemplo con el endeudamiento de las empresas petroleras? Eso es de una empresa pública que entra en sus balances sin desconocer que son parte de un todo pero dentro del todo lo que se llama deuda pública es lo que depende del presupuesto general del Estado. Bajo esa normativa es con la que hemos actuado.

Si es que esa norma estaba vigente tanto el Presidente Correa como el Presidente Moreno actuaron legalmente entonces porque se hace un llamado a un enjuiciamiento penal al expresidente Correa

Hay que entender que no existe el delito de sobreendeudamiento, entonces ese es un tema legal de abogados donde se tiene que determinar si es que hay responsabilidad penal o van a buscar otros caminos que sí estén tipificados. Eso ya es un tema político – jurídico.

Pero qué pasa con el Fondo Monetario, ese ente emite metodologías para la cuantificación de diversos espacios del manejo económico y fiscal, pero las metodologías son referenciales porque cada país tiene su propia realidad y particularidades.

Entonces hay que entender que el FMI recomienda que se deba incluir la deuda con el Banco Central pero es aplicable en muchos países menos en Ecuador, porque de acuerdo a la Constitución del 2008, el Banco Central desde la perspectiva del registro estadístico y de su lugar en la Institucionalidad viene a ser un equivalente al ministerio.  También se dice que las preventas petroleras debieron considerarse como deuda, pero esas preventas son realizadas por Petroecuador que tiene su balance independiente del presupuesto general del Estado, entonces no podemos incorporar en deuda pública lo que es una operación que realiza una empresa por más pública que sea que maneja sus balances de manera independiente.

Hace falta legislar de manera urgente para que se elimine el techo de la deuda y fluyan recursos

¿Cuál es el mensaje que se está dando?, yo creo que a nivel técnico y profesional en el exterior está muy claro que el establecimiento de un techo no es técnico pero la discusión que gira en su entorno y alrededor de la responsabilidad civil y penal que podrían tener las autoridades, lleva a una conclusión por parte de los mercados financieros internacionales, que eventualmente se decrete ilegal cierta parte de la deuda y de pronto el país pueda declararse en default por el hecho de no reconocer una deuda. Entonces la preocupación de los organismos internaciones es que el Ecuador en algún momento deje de pagar sus obligaciones. Y como están las cosas y se ha mediatizado el tema, lleva a esa elucubración.

Y en todo esto ¿cómo está la dolarización?

La dolarización en este par de años ha dependido de los flujos hacía el interior gracias al financiamiento externo porque la balance comercial está en equilibrio debido a la balanza petrolera, no así con la comercial, no petrolera, que registró un déficit de más de USD3600 millones para 2017, que quiere decir que la parte de comercio exterior que fundamentalmente es privada está sacando muchos más dólares de los que entran a la economía, eso atenta a la dolarización, y lo que ha permitido equilibrar la balanza ha sido el incremento del precio del petróleo en los últimos meses.

Hay que fortalecer la balanza comercial, es decir si tenemos un escenario en que las importaciones se han disparado más del 20% frente a un incremento de la mitad de las exportaciones, tenemos que ponerle un freno, si no lo hacemos estamos poniendo en riesgo la dolarización. Y un freno a las importaciones de bienes de consumo final que se incrementaron en más del 30% y no son productos esenciales para la economía. Por ejemplo el principal producto de importación son los automóviles, televisores, celulares, si nosotros podemos contener en alguna medida esa tasa de crecimiento en el corto plazo hasta que las exportaciones puedan generarnos las divisas, eso es lo que tenemos que hacer, de lo contrario todos los ecuatorianos vamos a vernos afectados porque se podría derrumbar el sistema monetario.

ESCUCHE LA ENTREVISTA AQUÍ:

 

 

 

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*