El hacinamiento en las cárceles hace imposible rehabilitar a las personas

hacinamiento en las cárceles
Foto: Referencia

En un reportaje de diario El Comercio, se indica que en lo que va del año, once personas privadas de libertad han pedido su vida, esto se debería porque según los familiares de las víctimas los presos tienen la obligación de pagar a un hombre para tener seguridad y libre tránsito en los pabellones.

 Unos pagarían USD 45 al mes pero existirían otros casos que cada fin de semana tienen que cancelar entre USD 10 y USD 25 y en caso de hacerlo son amedrentados y heridos con objetos filosos, que según las autoridades son elaborados artesanalmente.

El martes murieron tres personas privadas de la libertad en el Centro de Reclusión de Esmeraldas; en Cotopaxi también se confirmó un deceso al igual que en Santo Domingo de los Tsáchilas.

“En este año, en ocho de los 55 centros de rehabilitación que operan en el país se han registrado 11 decesos (…) Las autoridades han encontrado nueve causas que explican le pérdida de vidas humanas: riñas, amenazas cumplidas, problemas emocionales, ataque en defensa propia, actos de odio, violación sexual, líos sentimentales, evasión a la justicia, suicidios”, reseña la nota de El Comercio.

Frente a ello, la ministra de Justicia, Rosana Alvarado, sostuvo que seguirán con el reforzamiento de las medidas de seguridad, pues las disputas se producen principalmente por el control de los pabellones y por constituirse en ‘caporal’ o cabecilla.

El hacinamiento a escala nacional asciende a un 37,79%. Eso significa que hacen falta 10 309 plazas para descongestionar la sobrepoblación carcelaria, según un registro del Ministerio de Justicia. En ese sentido el exdirector de la Cárcel de Esmeraldas, José Cevallos aseveró que con el hacinamiento que existe es imposible rehabilitar a las personas que pagan una condena por algún delito.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*