El gobierno de Lenín Moreno engaña a la ciudadanía con sus cifras económicas

Juan Fernando Terán, analista económico. Imagen: Pichincha UNiversal/MH

Esto lo sostiene el experto económico Juan Fernando Terán, sobre las proyecciones señaladas por el INEC.

Punto Noticias. A criterio de Juan Fernando Terán, analista económico, hablar de economía en el país, en estos momentos, es hablar de política. Ya no hay forma de que no sea así, señaló.

Considera que, desde la cadena nacional de este domingo 6 de octubre, se torna obvio que existe una politización de la economía, por parte del gobierno de Lenín Moreno.

“Cada muerto, cada persona que quede sin un ojo, cada persona golpeada, estará politizando lo que está sucediendo. No culpen a los sectores populares de politizar lo que pasa; son ellos (los del gobierno), con sus decisiones, con su forma de tratar el tema económico, los que están politizando la economía”, apuntó Terán.

Para el experto, un ejemplo de cómo se politiza la economía son lo que considera “ridículas” cifras entregadas por el INEC, respecto a lo que serán las proyecciones de la inflación luego de las medidas económicas, que lo que hacen es generar un discurso político, para hacerle pensar a la población que no va a pasar nada.

En opinión del economista, no es necesario hablar de economía para darnos cuenta de lo que está pasando, sino simplemente salir al mercado para constar cómo están las cosas.

Reprochó las cifras del INEC porque, a su entender, ningún economista puede hacer proyecciones de cifras cuando los precios se están moviendo o en circunstancias como las actuales.

El economista Fernando Terán sostiene que esos datos, aunque sean producto del programa estadístico más sofisticado del mundo, son un engaño y no son válidos, porque, por definición no se pueden tomar medidas en estas circunstancias.

Cuando la realidad les demuestre que no tenían ninguna validez, lo que harán es lo que siempre hacen los economistas: decir que calcularon bajo ciertos supuestos que no se comprobaron, vaticinó Terán.