Ecuatoriano en Bolivia lleva más de 40 días de huelga

Reportan que se encuentran en un delicado estado de salud

Punto Noticias. En los exteriores de la Embajada de Ecuador en La Paz, Bolivia, el ecuatoriano Jesús Vélez lleva más de 40 días de huelga de hambre y lamenta la falta de atención de Estado ecuatoriano ante su medida. Exige que el país resuelva su caso, llevado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por torturas sufridas hace 15 años.

 

En 2003, fue detenido en Panamá por las autoridades de migración, quienes le acusaron de tener un visado falso y de estar vinculado con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Después de diez meses fue liberado, tras enfermarse de úlceras, perder un testículo y sufrir daños en la espalda, en el brazo derecho, en los pies y la cabeza, como consecuencia de las torturas en las prisiones panameñas de La Palma y La Joyita.

En mayo de 2004, cuando trataba de “levantarse de toda esa tragedia que había vivido”, Vélez relata que fue arrestado por la Policía ecuatoriana, que pensó que era un ciudadano del Perú, por no tener su documento de identidad en ese momento.

“Tuve una discusión y ellos lo que hicieron fue agarrarme, me arrastraron del brazo que tenía lastimado y de mis piernas y me llevaron a un cultivo de cañas (de azúcar), donde me torturaron con una toalla, a la que le pusieron combustible diésel para metérmela en la boca. También me lastimaron la caja torácica”, señaló.

Vélez llevó su caso contra Ecuador ante la CIDH en Washington. La Comisión recibió la causa en 2006 y dos años después notificó a Ecuador. Para febrero de 2009, la comisión solicitó al Estado, con un mes de plazo, las observaciones sobre el caso de Vélez. La CIDH volvió a notificar en marzo de 2012 y agosto de 2013.

“En tres llamados que hizo la Comisión Interamericana, el Estado nunca puso la voluntad política para poder dar una solución a mi caso. Ese es uno de los motivos por los que yo estoy aquí en la huelga, para exigir que cumpla con la resolución que la Comisión emitió para exigir que se resuelva en la mayor brevedad posible”, señaló.

“El Estado, ante esa causa, se silenció, nunca dio respuesta al requerimiento que necesitaba la CIDH. Desde 2009 y hasta el 2014 la CIDH seguía pidiendo información”, criticó.

Vélez seguirá con la huelga de hambre hasta que el Estado atienda su pedido, pese al delicado estado de salud en el que se encuentra.

Fuente: Latam Post, Twitter