Desnudada trama policial contra los mapuches en Chile y Argentina

Kahhl

Un perito informático de la policía chilena había presentado una serie de pruebas que demostraban tráfico de armas a través de la Cordillera de los Andes entre miembros de las comunidades mapuches a ambos lados de las montañas, con lo que se buscaba presentar un plan terrorista binacional que favoreciera la represión de los pueblos originarios en la Patagonia.

La Fiscalía tuvo sospechas sobre estas pruebas y al inspeccionarlas descubrió que eran falsas y que forman parte de toda una trama de mentiras policiales destinadas a fomentar la imagen subversiva de los mapuches, su persecución y estigmatización mediática.

El técnico informático preparó el escenario ficticio con el aval del general Gonzalo Blu, director de Inteligencia chileno y su jefe directo, el general Bruno Villalobos.

Álex Smith Leay, el perito, está acusado por el Ministerio Público de proporcionar pruebas falsas para inculpar a comuneros mapuche y de presentar títulos falsos para acreditar su idoneidad en seguridad informática. Queda por probarse qué otras pericias creó el informático a pedido de Carabineros.

A ambos lados de la cordillera se lleva adelante una campaña de persecución contra los pueblos mapuches que incluyen detenciones arbitrarias y represiones, como las que le costaron la vida a Santiago Maldonado en Cushamen y a Rafael Nahuel, en Villa Mascardi, en Argentina. La escalada violenta solo puede sostenerse creando un enemigo interno a combatir en beneficio de los grandes terratenientes de las ricas tierras del sur argentino y chileno.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*