Crisis en Gaza afecta la estabilidad de Medio oriente

badwanart0/pixabay

Dos jóvenes palestinos murieron a consecuencia del bombardeo sufrido en Gaza el día sábado. Amir al-Nimri de 15 años y Luay Kaheel de 16 murieron en lo que fue el peor bombardeo desde 2014. Además, 30 personas han resultado heridas.

Israel justifica el ataque, aduciendo ser una represalia a cohetes lanzados desde Gaza que hirieron a cuatro israelíes.

Maysoun Al-Namara expresó su indignación por la muerte de su hijo. “Fue a jugar y comer con su amigo, no tenía ningún cohete ni ninguna bomba. Me dijo: ‘Iré a almorzar con mi amigo Luay’, son buenos amigos de la escuela, pasan el tiempo juntos luego de la escuela, y fueron asesinados juntos”, manifestó.

Nikolai Mladenov, coordinador de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, explicó que los hechos ocurridos en los últimos meses están sentando las bases para un nuevo pico del conflicto, por el grave deterioro de las condiciones de vida en la Franja de Gaza.

“La vida de la gente se ha hecho más difícil debido al acceso limitado al dinero, el colapso de la economía y la escasez de agua y electricidad”, explicó Mladenov y dijo que el mundo no puede ignorar la suerte de esos dos millones de personas.

También remarcó como un factor de malestar el estancamiento del proceso de reconciliación entre Fatah y Hamás, que deteriora la situación política palestina e instó a los palestinos a poder vivir bajo un mismo gobierno.

Para Mladenov los hechos ocurridos alrededor del aniversario de la Marcha del Retorno son gravísimos y ofreció sus condolencias a las familias de todos los niños muertos durante las últimas semanas, todos los periodistas y todos los profesionales de la sanidad.

La prioridad debe ser evitar “una confrontación que nadie quiere, nadie necesita y en la que todos perderán”, afirmó el diplomático de Naciones Unidas.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*