Corren los 30 días para que legislatura tramite el proyecto económico urgente del Ejecutivo

450 millones de dólares anuales, desde 2020, espera obtener el Ejecutivo con sus reformas tributarias. Imagen representativa: Ecupunto

Si no logra aprobar o negar en este plazo, la propuesta entrará en vigencia por el ministerio de la ley.

Punto Noticias. Los legisladores tienen 30 días de plazo para conocer, discutir, cambiar y finalmente aprobar o negar el proyecto de Ley Orgánica para la Transparencia Fiscal, Optimización del Gasto Tributario, Fomento a la Creación de Empleo, Afianzamiento de los Sistemas Monetario y Financiero, y Manejo Responsable de las Finanzas Públicas, calificado como urgente en materia económica, remitido por el Ejecutivo la noche de este viernes 18 de octubre.

La propuesta de normativa tiene 404 artículos, ocho disposiciones generales, 25 disposiciones transitorias y cuatro derogatorias.

El segundo vicepresidente de la legislatura, Patricio Donoso Chiriboga, militante de CREO, comentó que el proyecto será tramitado con la celeridad que el país requiere y la responsabilidad que caracteriza al actual Parlamento, en procura de hacer lo adecuado para que las personas y los grupos menos favorecidos de la sociedad sea precisamente a quienes se les otorgue un mejor tratamiento desde el punto de vista tributario.

A decir del ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, es una propuesta que permitirá el crecimiento económico, a través de la sostenibilidad fiscal, que es clave. Tiene tres componentes estructurales: el primero de carácter tributario; el segundo de sostenibilidad fiscal; y, por último, de responsabilidad con la estructura institucional para el manejo del Banco Central del Ecuador.

El funcionario aseguró que esta ley propende a la promoción del emprendimiento y la inversión privada, con estrategias como la eliminación del anticipo al Impuesto a la Renta, la eliminación de la obligatoriedad de la retención en la fuente, para cerca de 100 mil empresas, que son en su mayoría micro, pequeñas y medianas. Se determina un sistema tributario simplificado para las microempresas, con dos declaraciones al año y una nueva fórmula para el cálculo del Impuesto a la Renta.

Bajo el criterio de quien más tiene más paga, la propuesta establece que quienes tengan ingresos mayores a 100 mil dólares al año no tendrán derecho a deducir del Impuesto a la Renta los gastos personales; mientras, las empresas que tienen ingresos por más de un millón de dólares al año harán una contribución especial, que permitirá recaudar 532 millones de dólares en los próximos tres años, recursos que irán a la seguridad de los ciudadanos, según Martínez.