Consternación por crimen de líder indígena en Costa Rica

sergio rojas ortiz
La Nación

El líder comunal Sergio Rojas Ortiz fue asesinado en su propia casa, en Yeri de Salitre, Costa Rica. Dispararon varias veces contra él desconocidos que irrumpieron en su domicilio, en un caso que estremece a todo el país.

Por orden presidencial, la Fiscalía General armó un equipo especial para investigar este homicidio del líder de la etnia Bribri.

La Defensoría de Los Habitantes sostuvo que el asesinato del dirigente “es un duro golpe en la lucha por la defensa de los derechos humanos, porque se trata de una persona defensora de los derechos de los pueblos indígenas en Costa Rica”. Otras organizaciones recordaron que sus luchas lo habían llevado a ser encarcelado en 2014.

El diputado del Frente Amplio, José María Villalta, pidió que el crimen sea investigado por el Congreso de la República y para ello presentó una moción en la Comisión de Derechos Humanos.

Desde Naciones Unidas emitieron un comunicado en el que “ONU Derechos Humanos lamenta profundamente la muerte violenta del dirigente indígena Sergio Rojas Ortíz, líder del pueblo Bribrí y defensor de los derechos humanos de los pueblos indígenas”.

Y distinguen su legado “por su lucha por la autonomía indígena y la defensa del territorio indígena de Salitre. Denunció la usurpación de tierras y las constantes amenazas y agresiones contra quienes aún continúan luchando por sus derechos”.

Partidos, sindicatos, organizaciones indígenas y la misma ONU exigen que se esclarezca el crimen y se juzgue a todos los responsables.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*