Chelsea Manning se niega a inculpar a Julian Assange

chelsea manning
Pressenza

Los fiscales que buscan condenar a Julian Assange por crímenes contra los Estados Unidos, ansían las declaraciones incriminatorias de Chelsea Manning, la soldado que filtró documentos secretos a Wikileaks.

Un gran jurado de Virginia realizó preguntas a Manning, quien se negó a responder pese a poder volver en prisión por desacato. Solo lleva dos años libre, luego de pasar siete encarcelada. Su liberación se dio por cuestiones de salud y para preservar su integridad física, ya que la condena por espionaje era muy severa.

La revelación de informaciones sensibles, derivadas de cables de las embajadas y de los servicios de inteligencia estadounidenses permitió descubrir maniobras y el funcionamiento habitual de la potencia nuclear en la política de otros países.

Assange lleva desde el año 2012 asilado en la embajada ecuatoriana de Londres y si bien se suponía que la extradición a Suecia respondía a posibles crímenes de índole sexual, la verdadera persecución es por cuestiones políticas y los Estados Unidos están al acecho para juzgarlo por los crímenes más severos en su legislación.

Pocas voces se animan a enfrentar al poder de Washington en los Estados Unidos, entre ellos el Partido Socialista por la Igualdad, que a través de su secretario nacional, Joseph Kishore, condenó “inequívocamente la persecución vengativa y criminal de Chelsea Manning por parte del gobierno de Estados Unidos”.

“Chelsea sufrió confinamiento solitario, abuso y tortura, y más de seis años de prisión por dar a conocer la verdad a la población estadounidense y mundial. Ayer, una vez más se mantuvo firme en el principio democrático fundamental y se negó a ayudar a la administración Trump en su venganza por incriminar falsamente a WikiLeaks y Julian Assange. Es una figura heroica y debe ser defendida”, expresó Kishore.

A Manning se le ofreció una delación premiada, como ha exportado la administración estadounidense a Latinoamérica para contar con testimonios que incriminen a los enemigos políticos de la principal potencia económica y militar del planeta.

“Ayer, comparecí ante un gran jurado secreto después de recibir inmunidad por mi testimonio. Todas las preguntas sustantivas se referían a mis revelaciones de información al público en el 2010 – respuestas que di en mi extenso testimonio, durante mi corte marcial en el 2013. Respondí a cada pregunta con la siguiente declaración: `Me opongo a la pregunta y me niego a responder sobre la base de que la pregunta viola mi Primera, Cuarta y Sexta Enmienda, y otros derechos legales”, decía un comunicado dado a conocer por el activista, luego de comparecer ante la justicia.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*