Asamblea no aprobó la despenalización del aborto en casos de violación

Foto referencial

El artículo 150 sigue vigente

Punto Noticias. Con 65 votos afirmativos, la Asamblea Nacional no aprobó la despenalización del aborto en casos de violación, que se planteaba entre las reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP). Se necesitaban, al menos, 70 votos.

 

En la reforma se planteó que se amplíe los casos en los que no será punible el aborto. El texto proponía que fuese cuando el embarazo es consecuencia de una violación, violación incestuosa; si el embrión o feto padece una patología congénita adquirida o genética incompatible con la  vida extrauterina independiente en todo caso de carácter letal, determinado por un  profesional de la salud.

Será necesario que el tiempo de embarazo no supere las 14 semanas de gestación y no se requerirá la pre existencia de una sentencia o resolución, bastará con una afirmación de la víctima ante el personal médico. Esta afirmación se convertirá en noticia címinis para que se lo investigue por parte de las autoridades competentes.

En el caso de que la víctima sea niña o adolescente no se requerirá autorización por parte de sus progenitores curadores o representantes legales, para la práctica del aborto bajo el supuesto previsto en el número dos de este artículo.

Para el efecto el Estado  promoverá el acompañamiento necesario para que su decisión sea libre e informada.

Sin embargo, faltaron 5 votos para que se dé paso a esta propuesta de reforma. Ximena Peña (AP), presidenta de la Comisión de Justicia, propuso el mecanismo de votación. Con 128 votos, de manera unánime, se aprobó que se realizarán seis votaciones: La votación de todos los artículos, excepto 5 temas que se votarán por separado: aborto por violación, sobre el cannabis terapéutico, comiso sin condena, incautación, identificación en caso de delito flagrante.

Peña señaló que la Comisión recibió más de 200 observaciones al informe del Proyecto de reformas al COIP. Además, contó con la participación de miembros de la sociedad civil, de la academia y asambleístas.

Fuente: Asamblea Nacional