Al menos 74 mil hogares se beneficiarán del incremento en el Bono de Desarrollo Humano desde el 2018

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) ejecuta el Bono de Desarrollo Humano (BDH) Variable como parte de sus políticas de inclusión económica y protección social, de manera progresiva, para la población que se encuentra en condiciones de extrema pobreza. El valor máximo del bono entre los componentes fijo y variable es de 150 dólares y está condicionado al cumplimiento de responsabilidades de las y los usuarios.

La implementación del BDH Variable se realizará progresivamente a 74.000 hogares de enero a diciembre de 2018, según la base del Registro Social y de acuerdo a las condiciones de pobreza. La inversión prevista para este subsidio es de 85 millones de dólares.

El Bono Variable está dirigido a las familias bajo la línea de pobreza con hijos menores a 18 años de edad. El bono mantiene como base el monto de 50 dólares mensuales para las jefas o jefes del hogar, pero además recibirán un valor adicional quienes tengan hasta 3 hijos menores a 5 años y hasta 3 hijos de entre 5 a 18 años de edad. De este modo, recibirán además de los 50 dólares un incremento por cada hijo.

La familia usuaria del BDH, donde los hijos son menores a 5 años de edad, recibirá 30 dólares por el primer hijo; 27 y 24,30 dólares por el segundo y tercer hijo, respectivamente. Por otra parte, aquellos hogares usuarios del BDH, con hijos entre 5 y 18 años, los valores adicionales a recibir son de 10 dólares por el primer hijo; 9 por el segundo y 8,10 dólares por el tercer hijo.

El BDH variable y las pensiones a cargo del MIES son mecanismos de aseguramiento no contributivo dentro de un sistema solidario y corresponsable entre el Estado y la población a fin de promover condiciones mínimas de bienestar, tomando en cuenta, características geográficas, étnicas, etarias, culturales o de género.

El arranque de la entrega del Bono de Desarrollo Humano Variable es parte de las acciones intersectoriales del Plan Toda una Vida, que reconoce las necesidades específicas de cada familia, con el fin de promover la movilidad ascendente de la población en situación de pobreza extrema. En ese marco, desde agosto se incrementó a 100 dólares la pensión para adultos mayores. A la fecha, un total de 12 mil adultos mayores están habilitados para recibirla y se continuará durante el 2018, de manera progresiva, incrementando la pensión hasta alcanzar la cobertura de 18 mil adultos mayores adicionales.

Los bonos y pensiones del MIES están condicionados y reciben un acompañamiento del ministerio para fortalecer las capacidades de las familias usuarias, bajo el principio de corresponsabilidad entre familia, Estado y comunidad como un ejercicio de responsabilidad compartida que refleje el cumplimiento de acuerdos participativos.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*