Académicos proponen elaborar una agenda nacional encaminada al bienestar de la población

Foto: Captura de Carta Abierta de Académicos

A través de una Carta Abierta, los firmantes rechazan el uso excesivo de la fuerza pública ante las medidas adoptadas por el Gobierno.

Punto Noticias.- Ante la serie de reacciones ciudadanas por el paro nacional en el país, 125 académicos entre nacionales y extranjeros suscribieron un manifiesto dirigido al Gobierno de Ecuador, el que solicitan

En ocho puntos, los académicos expresaron su apoyo a la protesta social de los sectores: indígena, campesino, mujeres y universitario, quienes en uso de su legítimo derecho a la resistencia manifiestan su inconformidad ante las medidas económicas adoptadas por el Gobierno.

Precisaron que las medidas económicas priorizan las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) y van en detrimento de las necesidades del país, profundizando de esta manera, las desigualdades.

De igual manera, rechazaron y condenaron el abuso excesivo de la fuerza pública al reprimir a los manifestantes, debido que va en contra del respeto a los procedimientos civiles y derechos humanos.

“El pueblo está en total desventaja y vulnerabilidad, más aún con la inmediata declaratoria de estado de excepción. Actos como estos solo ahondan la crisis social. Evitemos la creación de escenarios que ponen en riesgo la vida de la población civil y que, a largo plazo, profundizan el estigma generalizado hacia las instituciones de la fuerza pública”, puntualizaron.

A su vez, destacaron su preocupación sobre los efectos que las medidas económicas adoptadas tendrán en la educación para la generación de ciencia, tecnología e innovación en el país, pues no creen que existan garantías para el incremento de inversión en ese sector.

Asimismo, mostraron su preocupación, en virtud de que las medidas apuntarían a disminuir la capacidad de pago de la población.

Por otra parte, rechazaron la precarización laboral y la regresión de los derechos laborales de los servidores públicos.

Aclararon que el sector público “no puede ser tratado con el estigma de ser una carga para el Gobierno” y acotaron que tampoco es válida la excusa de que estas medidas incrementarán el número de plazas de empleo disponibles.

Reiteraron que la implementación de estas medidas podría incrementar la desigualdad social y los niveles de pobreza ya existentes en el país.

Ante ello, afirmaron que la pobreza por ingresos afecta al 25,5% de la población ecuatoriana y que muchos viven con menos de 1 dólar diario.

Aseveraron que el aumento de la cobertura del Bono de Desarrollo Humano no es una alternativa eficiente ni tampoco sostenible a largo plazo.

También rechazaron las expresiones emitidas por el Gobierno que intentan justificar la eliminación de los subsidios con el argumento de que esta medida contribuirá a combatir el cambio climático.

En este contexto, exhortaron y convocaron a los miembros de la academia y ciencia nacional a unir esfuerzos para elaborar una agenda nacional en la que se proponga una hoja de ruta científica y tecnológica que posibilite identificar estrategias económicas que prioricen el bienestar de la población en general y busquen proteger a los sectores más vulnerables de la sociedad.

CARTA ABIERTA

Fuente: Carta Abierta de Académicos