El Noroccidente postuló ante la UNESCO para ser declarado reserva de biósfera

 

El gobierno de Pichincha hizo la presentación del expediente técnico y participativo a la UNESCO, con el fin que la zona del Chocó Andino sea declarada como área de Reserva de Biósfera.

El prefecto Gustavo Baroja señalo la importancia de contar con esta reserva. ”Estamos dispuestos a realizar las acciones que sean pertinentes para garantizar la vida, esta reserva de biósfera está a 45 minutos de la capital, y de ahí nos nutrimos de energía eléctrica; no afectando los recursos naturales y utilizándoles adecuadamente”.

Para el Ministro de Ambiente, Tarsicio Granizo; el área propuesta representa el 30% del territorio de la provincia de Pichincha. “Ahí está un área protegida de las reserva de biósfera, nueve bosques protectores; tres áreas para la conservación de las aves, un corredor ecológico del oso andino, que se extiende por 3 cantones y 14 provincias de Pichincha”, indico.

Son 9 gobiernos parroquiales que son parte de este proyecto del Chocó Andino: Mindo, Nono, Lloa, San José de Minas, Nanegal, Nanegalito, Gualea, Pacto, Calacalí. A esto se suman San Miguel de los Bancos, Pedro Vicente Maldonado.

Para Saadía Sánchez, representante de la Unesco, estos bosques protegen a 400 mil personas del riesgo de aluviones y movimientos de tierra y de su existencia dependen actividades turísticas productivas y ganaderas.

El prefecto Gustavo Baroja es optimista que para Junio y septiembre del 2018 se tenga un pronunciamiento, de esta manera Ecuador contaría con la séptima reserva de biósfera, junto al parque Nacional Galápagos, Yasuní, Sumaco, Podocarpus-El Cóndor, Macizo del Cajas y el Bosque Seco.

Esta reserva  además se caracteriza por atesorar el legado cultural Yumbo, con 320 sitios arqueológicos. El 30% de especies y el 15% de plantas del país.

 

 

 

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*