Presidente presentó el programa económico de su Gobierno

“Es necesario reactivar la economía y tomar acciones en este momento difícil”, así manifestó el presidente de la República, Lenín Moreno, quien expuso en cadena nacional el programa económico de su Gobierno.

Al inició el Mandatario presentó como antecedentes la caída de las exportaciones, el débil precio del petróleo, el decrecimiento de la industria de la construcción y las condiciones de la deuda pública. Con base a ello aseguró nuevamente que no recibió “una economía con la mesa servida”, como se decía.

Antes de exponer cada una de las medidas aclaró que ninguna contempla el incremento a los precios de la gasolina, el gas, el diésel, la electricidad ni tampoco un aumento del impuesto al valor agregado (IVA), descartando así especulaciones sobre un paquetazo económico.

La hoja de ruta surge de las 139 propuestas presentadas por el Consejo Consultivo Productivo y Tributario (CCPT), de las cuales se aceptaron 8 de cada 10.

¿Cuáles serán las acciones que tomará el Gobierno?

FORTALECIMIENTO DE LA DOLARIZACIÓN

Para sostener y fortalecer la dolarización presentaré una ley que incentive la repatriación de capitales. No tiene sentido que el dinero de los ecuatorianos financie el desarrollo de otros países. ¡Les invito a confiar en este Gobierno! A quienes traigan sus capitales productivos en los próximos 12 meses, se les exonerará del Impuesto a la Renta hasta cinco años. A los exportadores se les devolverán impuestos por el ingreso de divisas y por mantener las plazas de empleo. Cuidar la dolarización fue una promesa de campaña y es un acuerdo unánime en el país.

IMPLEMENTACIÓN DEL DINERO ELECTRÓNICO

“Es momento de entrar sin temores al uso de la tecnología para fortalecer nuestro sistema monetario”. Hemos acordado que en las cooperativas y los bancos opere el dinero electrónico, pero bajo la supervisión y control del Estado.

MEDIDAS DE AUSTERIDAD EN EL GOBIERNO

El mes anterior ya expedí el Decreto Ejecutivo de Austeridad Fiscal para controlar el gasto corriente y de inversión. Se disminuyó en un 10% el sueldo de los servidores públicos que más ganaban; se limitó la contratación de consultorías y se racionalizó el pago de horas extras y de viáticos por residencia; se suprimió la compra de vehículos de lujo y los gastos innecesarios en pasajes y viáticos, entre otros. Esto generará un ahorro de USD 500 millones. ¡Asumí el compromiso de reducir gradualmente el déficit fiscal!: desde el 4,7% del PIB, que es el actual, a cerca del 1% en 2020. Esto solo será posible manteniendo una estricta política de austeridad, priorizando la inversión pública e impulsando alianzas público-privadas.

LUCHA CONTRA EL CONTRABANDO Y LA EVASIÓN DE IMPUESTOS

“Hoy declaremos la guerra al contrabando y a la evasión de impuestos”. Cada año perdemos por estos delitos alrededor de 200.000 plazas de trabajo y USD 2.000 millones que, de otro modo, se destinarían al desarrollo del país. Implementaremos un sistema para eliminar la subvaloración de mercancías, que causa un enorme perjuicio al Estado y a los ciudadanos. Fijaremos aranceles que protejan la industria nacional y una tasa de control -de apenas 10 centavos- para financiar la lucha de las aduanas contra el contrabando.

PLAN “TODA UNA VIDA

Para garantizar que este plan se traduzca en vivienda, cuidado prenatal, nutrición infantil, educación de excelencia, empleo, jubilación universal digna, es necesario el aporte de todos, pero -sobre todo- de aquellos que más tienen. “Hemos recibido -ustedes lo saben- un país con dificultades y muchas deudas que pagar”. El Impuesto a la Renta para Sociedades volverá a ser del 25%, como lo era hasta el año 2010. Este incremento no aplicará para las micro y pequeñas empresas, ni tampoco para quienes desarrollen actividades que garanticen un ingreso permanente de dólares al país.

NO EXISTIRÁN AJUSTES PARA LA POBLACIÓN DE ATENCIÓN PRIORITARIA

El primer mandatario manifestó “Protegemos a todos, y de manera especial a los más pobres”. Mi más cálido agradecimiento a todos los sectores que participaron en las decenas de reuniones y mesas de trabajo de este gran proceso de Diálogo Nacional. A partir de estas acciones, garantizamos la estabilidad tributaria, que solo podría ser revisada a la baja, – óiganme bien- que solo será revisada a la baja de impuestos, mientras vamos logrando que la economía mejore. ¡Con tesón y corresponsabilidad saldremos adelante! ¡Estamos sentando las condiciones para hacerlo! ¡Tenemos la inquebrantable voluntad de avanzar juntos!

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*