Secretarias ejecutivas de AP aseguran que manejos económicos fueron transparentes

Gabriela Rivadeneira, asambleísta ex AP/Foto: Asamblea Nacional

Como una cortina de humo para tapar la usurpación del movimiento Alianza PAIS (AP) por parte de los morenistas, calificó la expresidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, actual legisladora, desvinculada de la organización política oficialista, al pedido para que Contraloría audite todos los fondos que han ingresado a la organización, desde su creación y que ascendería a 18 millones de dólares, que realizó el actual secretario ejecutivo de AP, Ricardo Zambrano.

Rivadeneira, quien ejerció la secretaría ejecutiva de AP desde mayo de 2017 a noviembre de ese mismo año, cuando fue reemplazada por Zambrano, afirmó que cada centavo fue invertido en la organización política, en formación política, en su período.

“Y eso es lo que presentaremos ante la Contraloría. Hemos puesto al día pago de personal, en primera instancia; hacer contrato directo con el personal, porque no todo el personal tenía contrato directo; hemos establecido todos los derechos de los trabajadores; hemos implementado la escuela de formación permanente, Leonidas Proaño, que funciona a nivel de todo el país, desde el 30 de septiembre que hicimos su lanzamiento. Se han cumplido todas las normas que establecen no solamente el CNE y las leyes sino nuestra propia condición ética; si esos recursos no son ajenos, son los que nosotros hemos aportado todos los meses”, declaró.

La legisladora explicó que los recursos de AP fueron manejados con total transparencia, tanto que los informes económicos fueron avalados por el CNE para entregar el fondo partidario; caso contrario, si hubiere habido irregularidades, no lo hubiera hecho.

La actual asambleísta Doris Soliz, también desafiliada de AP, ejerció la secretaría ejecutiva de la organización entre mayo de 2014 a mayo de 2017. Insistió en que el manejo de los recursos que recibió del Estado es vigilado por el CNE, que aprueba o no el informe económico de las tiendas partidistas y en el caso de AP lo hizo todos los años.

“Hay mucha mala fe, hay un intento de sembrar duda, hay un intento de difamar a quienes hemos sido parte de la década, lamentablemente por parte de, ahora, ex compañeros, que se han dedicado a la ingrata tarea de tratar de dañar la honra, el prestigio, bien ganado, de quienes lideramos Alianza PAIS y que es repudiable incluso, si amerita, con acciones legales”, advirtió.

Soliz señaló que los informes económicos presentados por ella, a su tiempo, como secretaria ejecutiva de AP, son públicos y quien quiera puede acceder a ellos.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*