Alcalde Nebot plantea reformas al COIP para corregir fallas en su política punitiva

Alcalde de Guayaquil. Jaime Nebot (izq), con presidente Parlamento Nacional, José Serrano/Foto: Asamblea Nacional

Hasta la Asamblea Nacional, en Quito, llegó el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, con el fin de entregar en manos del presidente de la legislatura, José Serrano, el proyecto de Ley Orgánica para el Fortalecimiento de la Seguridad Ciudadana.

Esta iniciativa busca evitar que en cuatro delitos: muerte, violación, secuestro y robo, se apliquen ciertos procedimientos, que, a criterio de Nebot, permiten que la ley alcahuetee a la delincuencia y que los fiscales y jueces apliquen normas que van en contra de la sociedad y benefician a los delincuentes.

“A qué me refiero, el delincuente se declara culpable, le ponen una pena muy pequeña, luego por buena conducta, entre comillas, abandona la cárcel, muy rápido”.

Otra medida que no se debería permitir es que los fiscales se abstengan  de acusar, porque lo hacen, no por razones de fondo, sino porque la falta de personal no les permite hacer nada, a criterio del alcalde de Guayaquil.

Otra, que no se sustituya la prisión preventiva por otra medida cautelar, si el procesado es reincidente.

“Cuando un señor ha violado cinco veces y a la sexta vez también se debe aplicar la medida sustitutiva, en ánimo de la presunción de inocencia, bastante desbaratada por los antecedentes”, comentó el alcalde.

La propuesta de Nebot establece que en delitos flagrantes, especialmente de violación de menores, no se tape el rostro del delincuente, porque se le hace un daño a la sociedad al protegerle al delincuente.

“Vamos a trabajar para fortalecer la seguridad ciudadana y para fortalecer también lo que el Ecuador requiere, como la distribución adecuada de la riqueza. Guayaquil es un muy buen ejemplo para hablar, para debatir sobre temas de seguridad”, señaló el titular del Parlamento Nacional, José Serrano, quien destacó que gracias al trabajo desarrollado por el alcalde Nebot, Guayaquil redujo su tasa de criminalidad a seis casos por cada 100 mil habitantes.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*