No hay claridad sobre la situación del juicio político contra Glas

Mesa Legislativa de Fiscalización/Foto: Asamblea Nacional

No se conoce a ciencia cierta cuál es la situación del juicio político contra Jorge Glas, a raíz de la clausura, por parte de su presidenta, asambleísta María José Carrión, de la sesión de la Comisión de Fiscalización, que sustentaba el proceso.

Los legisladores de oposición exigen que continúe el enjuiciamiento, porque, argumentan, este inició cuando Glas era el vicepresidente de la República, como señaló Luis Pachala, de CREO, organización política que impulsó el juicio político.

“Y la Comisión de Fiscalización, tarde o temprano, en el Pleno, depende como juguemos con la mayoría, puede ser destituida, porque el único órgano que puede archivar, que puede suspender (el juicio político) es la Función Legislativa, a través dl Pleno”, advirtió Pachala.

En cambio, la asambleísta Norma Vallejo del ala morenista de Alianza PAIS (AP), cree que el juicio político contra Glas ya no puede seguir, porque este dejó de ser el vicepresidente de la República. Propone reformar las leyes para que permitan enjuiciar políticamente a un expresidente o exvicepresidente hasta un año después de haber dejado sus funciones.

Pero, su compañero de bancada, Ricardo Zambrano considera que el juicio político contra Glas debió continuar hasta las últimas consecuencias.

“En su momento le pedí al vicepresidente que diera un paso a un lado. Yo estoy totalmente claro que la Asamblea Nacional debió haber tenido una posición política, franca y directa con relación a este caso”, sostuvo.

A criterio de Silvia Salgado, integrante de la mesa de Fiscalización, el juicio político está suspendido y corren los cinco días de plazo que tiene esta comisión para presentar el informe sobre el proceso.

Los legisladores que defienden el juicio político contra el exvicepresidente Glas exigen que la Comisión de Fiscalización remita un informe para que sea el Pleno legislativo el que resuelva si debe o no continuar el proceso.

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*