48,37 millones es el costo de la toma de varios campos petroleros de Petroamazonas

1,5 millones de barriles de crudo no se extrajeron de los pozos estas son las pérdidas totales por las protestas.

Petroamazonas necesita aproximadamente $ 48,37 millones para solucionar los daños causados por la toma de varios campos petroleros, por parte de grupos externos a la empresa. Este monto abarca reacondicionamientos, materiales, tuberías, accesorios para pozos, remediación ambiental y ‘stand by’ de torres de perforación, insistió, por medio de un boletín de prensa.

Prácticamente este es el costo de la paralización de 20 campos localizados en Sucumbíos y Orellana, del 7 al 13 de octubre, esto significa que al menos 101 pozos se afectaron con el paro, estos deberán ser reparados para reanudar su operación con un monto total de USD 34 millones, además, se requiere USD 10,11 millones para repuestos.

En estos lugares también se generó daños ambientales y su remediación tendrá un costo de USD 3 millones, se sumará la paralización de los taladros de perforaciones, en 10 torres con un costo diario de USD 35.000, más el reacondicionamiento de 14 torres por USD 6.500 al día.

Sobre la remediación ambiental a las zonas afectadas, los daños alcanzan los USD 3 millones. Además, se detuvo la totalidad de los taladros de perforación (10 torres que representan USD 35.000 por día) y reacondicionamientos (14 torres por USD 6.500 por día). El costo total de esta paralización, hasta el 14 de octubre, es de USD 1,32 millones.

Con respecto a la producción, la estatal petrolera reportó hasta el 13 de octubre, una pérdida estimada de 1,5 millones de barriles de petróleo acumulados. Ecuador dejó de recibir USD 83,39 millones por concepto de ingresos petroleros, considerando un precio internacional del WTI (West Texas Intermediate), referencial para el crudo ecuatoriano, de $ 55 por barril.

El anterior 9 de octubre, el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables anunció que el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) debió parar sus operaciones desde las 13:00, por la suspensión de operaciones de los campos petroleros de Petroamazonas.

La Declaratoria de Fuerza Mayor o Caso Fortuito es una cláusula legalmente reconocida que permite suspender las exportaciones de petróleo sin que los compradores de crudo demanden a la empresa por incumplimientos, esto permite a Petroecuador notificar a tiempo a las compañías con contratos vigentes para la comercialización internacional de hidrocarburos.

Fuente: Expreso